Insomnio
  • 11 Maig, 2017

Insomnio

Si hay una palabra que solemos abusar en las conversaciones cotidianas es el insomnio. Casi todas las personas tenemos algún trastorno del sueño durante algún momento del año, por lo que no es extraño escuchar a alguien diciendo que sufre de insomnio porque no puede dormir, porque no concilia el sueño a una hora adecuada o porque le cuesta quedarse dormido. Sin embargo, a pesar de usar el término a ligera el insomnio crónico es un padecimiento preocupante y que puede ser un síntoma de alguna otra condición emocional.

Básicamente el insomnio es un trastorno del sueño marcado por la dificultad para quedarse dormido o mantenerse dormido, incluyendo despertarse demasiado temprano. Lo complicado del insomnio es que los patrones y necesidad del sueño varía según cada individuo, pero en líneas generales podríamos afirmar que una persona podría estar sufriendo de insomnio crónico si experimenta problemas para dormir durante al menos tres días a la semana. Según los científicos especialistas , el insomnio no se define por la cantidad de horas que se duermen, o cuánto tarda la persona en conciliar el sueño, pues estos son parámetros muy subjetivos, así que uno de los signos de alerta suele ser la forma en que la falta de sueño afecta el ritmo cotidiano de la vida de la persona.

Cuando el individuo tiene problemas para quedarse dormido, se dice que sufre de insomnio inicial. Si se despierta durante la noche, se le llama Insomnio medio y si se despierta mucho antes de lo que debería, entonces tiene insomnio terminal. Asimismo, el insomnio puede ser episódico, recurrente o persistente. El episódico suele durar un período de uno a tres meses dentro de un año; si los síntomas duran más de tres meses, es persistente pero se considera recurrente si los episodios se repiten más de dos veces en el año.

Uno de los aspectos más problemáticos del insomnio es el impacto que la falta de un descanso adecuado tiene sobre la vida de la persona, afectando sus funciones cognitivas, ocupacionales y comportamentales. Una persona con insomnio tiene problemas enfrentando sus responsabilidades, no puede concentrarse, es irritable, carece de energía, está desorientada y es abúlica.

Causas del insomnio

Existe un sinnúmero de causas del insomnio. En primer lugar, hay factores que predisponen a un individuo a padecer de insomnio, como tener más de sesenta años, ser de género femenino y haber tenido un historial de depresión. Hay factores externos que pueden afectar negativamente tu patrón del sueño, como el jet- lag, turnos de trabajo extremos, ingerir estimulantes como el café o nicotina, un nuevo medicamento, exponerse a luz brillante, entre mucha otras; pero lo que realmente merece atención el insomnio causado por afecciones de naturaleza emocional.

El estrés, depresión y ansiedad pueden causar insomnio, pues hacen que los patrones de sueño se alteren, y en la mayoría de los casos una combinación de factores son los que desencadenan el insomnio crónico. Hay comportamientos que prolongan y retroalimentan el problema, haciendo que la persona caiga en un círculo vicioso del que resulta complicado escapar. Por ejemplo, preocuparse porque no puede dormir y pasar varias horas dando vueltas en la cama, para luego dormir tarde, levantarse temprano y luego tomar grandes cantidades de café para mantenerse despierto o una siesta a media tarde, que terminan quitándote cualquier vestigio de sueño; y como no puedes dormir, comienzas a preocuparte e inicias el ciclo nuevamente.

Tratamiento del insomnio

Ir a consulta con un especialista para curar el insomnio es una solución lógica y acertada, pues un profesional de la psicología dispone de las herramientas necesarias para acompañar al individuo durante el proceso de adaptación a una nueva rutina, o para trabajar afecciones como la depresión, la ansiedad y estrés crónico. Asimismo, un psicólogo puede ayudarle a crear nuevos hábitos que facilitarán el romper con el círculo vicioso del insomnio. El enfoque del tratamiento dependerá de la especialidad del profesional que escoja, pero siempre será una solución efectiva y permanente.

Normalmente el tratamiento psicológico del insomnio estará orientado a corto plazo a recuperar el patrón del sueño, y a mediano o largo plazo, atender las causas emocionales que llevaron a la alteración.Algunos ejercicios de relajación para el insomnio pueden ser una técnica efectiva para eliminar o reducir la ansiedad, el estrés y la tensión que se acumulan en el cuerpo y hacen que se haga complicado conciliar el sueño. También, concentrarse directamente en aquello que interrumpen los patrones de sueño y complementarlo con técnicas para reemplazar esas ideas negativas que se relacionan con el momento de dormir y que producen preocupación, estrés o ansiedad.

Consejos para dormir mejor

Hay pequeños cambios que pueden hacerse para tener un descanso de calidad y que podrán ayudar a aliviar el insomnio episódico:

- Crea y respeta horarios. Trata de irte a la cama y despertar a la mima hora todos los días.
- Trata de despertarte con los primeros rayos del sol, pues la luz natural tiene un efecto directo en el reloj circadiano, ese reloj interno que regula tu ritmo de sueño.
- Crea una rutina relajante. Puede ser algo como tomar un baño tibio, leer algo placentero y simple, lo que sea que te ayude a soltar las tensiones antes de irte a dormir. Repítelo todas las noches para que el cerebro lo relacione con el sueño.
- Evita las comidas copiosas, el alcohol, cigarrillos y cafeína antes de dormir.
- Mantén la habitación fría y duerme con frazadas
- No te quedes en la cama mirando el techo. Si no puedes dormir, lee, escucha música, ve televisión, lo que te relaje pero no te quedes en silencio preocupado por el insomnio, porque eso puede causarte angustia y ansiedad.
- Reserva la cama sólo para dormir, evita comer, leer o hacer cualquier otra actividad en ella. La idea es que tu cerebro relacione ese espacio con el descanso.
- Aprende algún ejercicio de relajación que puedas practicar al momento de dormir, para promover la relajación y descanso profundo.

Contacta amb mi

Posa't en contacte amb mi i et respondré el més aviat possible.

    CONSULTA DE LLEIDA

  • Av. Rovira Roure 40, Altell Esc. Dreta, 25006 Lleida

  • 654 198 778
  • email
  • www.espaiicsi.com
En acceptar aquest formulari, accepta la nostra política de privacitat
En acceptar aquest formulari, dona el seu consentiment

Missatge enviat correctament, aviat ens posarem en contacte amb vostè.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Aceptar