Trastorno negativista desafiante
  • 19 Juliol, 2016

Trastorno negativista desafiante

Esta alteración del comportamiento se caracteriza por un desafío a las órdenes de las figures de autoridad, poniendo a prueba reiteradamente los limites establecidos ignorando las ordenes, dando continuas muestras de hostilidad hacia compañeros y/o adultos llegando incluso a la agresión verbal.
¡No, no y no! Los niños con este tipo de trastorno se niegan a cualquier cosa que les venga de la forma autoritaria más próxima que en este caso, son los padres. Nada les parece bien y todo les molesta.

Es importante saber diferenciar entre una pataleta infantil y cuando un niño puede sufrir este trastorno. ¿Cómo lo podemos diferenciar? Aunque no existe evidencia científica que lo asegure, es importante observar el comportamiento para comprobar un sustancial cambio que afecte el rendimiento escolar y la relación con los otros.

Además de:
- Pataletas
- Discusiones con los adultos
- Negación a las ordenes
- Molestar a los otros intencionadamente
- Acusar de los propios errores a los otros
- Susceptibilidad excesiva además de ira y rencor hacia los demás.
Si observamos estos parámetros en el niño/a y tienen una duración mayor a los 6 meses podemos estar delante un trastorno negativista desafiante. Este trastorno causa gran malestar en el núcleo familiar además de impedir en mayor grado la relación del niño con los otros, es decir, es un impacto importante en las habilidades sociales.

En estos casos, las escenas en público suelen ser comunes y visto des de fuera podemos pensar que el problema es la falta de educación pero el conflicto va más allá. Los niños con este trastorno sienten una gran frustración que no saben el motivo, ya que no saben cómo gestionarla ni cómo afrontarse a ella, además tienen una gran dificultad para expresarse. De nada sirve enfrentarse porque lo único que se consigue es que el niño explote y crezca la rabia que siente. Los padres deben evitar el malestar y escoger qué conductas toleran y cuáles no, para así progresivamente ayudarlos y ponerles las cosas más fáciles. El apoyo de un psicólogo es fundamental para poder trabajar conjuntamente con padres y educadores y enseñarles cómo decir las cosas y gestionar su ira para conseguir un comportamiento adecuado.

Un TND no tratado en la edad infantil puede derivar en un trastorno de conducta en la adolescencia o bien, en un trastorno de la personalidad en la edad adulta.

Contacta amb mi

Posa't en contacte amb mi i et respondré el més aviat possible.

    CONSULTA DE LLEIDA

  • Av. Rovira Roure 40, Altell Esc. Dreta, 25006 Lleida
  • 973 989 027

  • 654 198 778
  • email
  • email
  • www.espaiicsi.com
En acceptar aquest formulari, accepta la nostra política de privacitat
En acceptar aquest formulari, dona el seu consentiment

Missatge enviat correctament, aviat ens posarem en contacte amb vostè.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Aceptar